Catálogo Online Extranet Lidering

Inicio > Blog > Sellos mecánicos > ¿Qué es un...

¿Qué es un sello mecánico?

¿Qué es un sello mecánico?

El sello mecánico es uno de los elementos más importantes en cualquier entorno que requiera un sellado óptimo en el trasiego de un fluido.

La mayoría de la maquinaria industrial dispone de equipos como compresores o bombas. Estos equipos son propensos a tener pérdidas de fluidos que comportan una disminución del rendimiento o incluso la aparición de una avería.

Como expertos en sellos mecánicos y productos asociados a la industria, en Lidering dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos a entender perfectamente el comportamiento de estos elementos para satisfacer las necesidades más exigentes de nuestros clientes.

La finalidad de esta entrada es que vosotros también conozcáis el funcionamiento y las características de los sellos mecánicos.

¿Qué es un sello mecánico?

La definición más amplia que podemos dar sobre un sello mecánico, es la de un elemento de estanqueidad dinámica que tiene como función sellar un punto de fuga entre dos elementos que presentan una velocidad relativa entre ellos.

Definición Sello mecánico Lidering

Un caso típico sería la de una bomba en donde tenemos un eje que mueve un rodete y la carcasa o voluta de la bomba que permanece fija.

Como véis, existen dos elementos; un eje que va girando (dinámico) y una estructura fija (estática).

La parte fija se aloja en la estructura del sistema y mediante un elastómero sella de forma estática con la misma. La parte rotante se monta sobre el eje y a través de un elastómero sella de forma estática.

Otro de los componentes de un sello mecánico es el resorte. Su función es la de compensar los ligeros movimientos y vibraciones del sistema, asegurando que las dos partes del sello mecánico permanezcan siempre en contacto y así evitar el posible fuga.

Alternativas a un sello mecánico

Los sellos mecánicos no son los únicos sistemas que permiten la sellabilidad. Otros elementos comunes de estanqueidad dinámica son el retén y la empaquetadura.

Empaquetadura como alternativa

Empaquetadura como alternativa a sello mecánico

Una empaquetadura es también un dispositivo de sellado dinámico que genera una fuerza de presión entre la misma empaquetadura y las partes giratorias de un equipo.

Con las empaquetaduras, el sellado nunca es del todo completo, ya que es necesario que haya una pequeña fuga controlada para permitir que la empaquetadura trabaje lubricada y no sufra daños.

Desde aproximadamente los años 50, los sellos mecánicos han ido sustituyendo casi por completo las empaquetaduras en la mayoría de aplicaciones.

Tipos de sellos mecánicos

El tipo de sello mecánico varía en función de la aplicación y al entorno al que están expuestos.

Existen multitud de diseños como, por ejemplo, sellos multimuelles, de fuelle de goma, de muelle cónico, etc.

Tipos de sellos mecánicos Lidering

Sus caras de roce pueden ser de distintos elementos como Carburo, Silicio, Tungsteno, Alúmina o Grafito, entre otros.

Los elastómeros que realizan la función de sellado estático también están disponibles en diferentes materiales como Nitrilo, EPDM, fluoroelastómero, perfluoroelastómero, etc.

Como véis, hay una gran cantidad de combinaciones y variaciones para los sellos mecánicos y es necesario conocer el campo de aplicación para escoger la solución adecuada.

Es muy importante identificar el rango de temperatura, la aplicación y el entorno que tendrá que soportar el sello mecánico.

El sello correcto evitará la contaminación ambiental y supondrá un ahorro de costes, gracias a la mejora de la eficiencia operativa de la máquina.

Beneficios de los sellos mecánicos

A continuación, os detallamos 5 de los principales beneficios que ofrecen los sellos mecánicos:

  • Reducción de fricción y pérdida de potencia: Las caras de los sellos mecánicos se mantienen lubricadas y cuentan con un espaciado entre ellas perfecto. Esto hace que haya menos fricción que se traduce en una disminución de pérdida de potencia.
  • Rentabilidad a largo plazo: Al garantizar un sellado superior que otros sistemas de estanqueidad, la pérdida de fluido es mucho menor. Esto supone que hayan menos averías y menos residuos generados.
  • Mantenimiento reducido: Cuando están correctamente alineados, sin vibraciones y a la temperatura adecuada, los sellos mecánicos son extremadamente duraderos y se reparan fácilmente en caso de averías. Además, la mayoría de reparaciones de un sello mecánico tiene un coste relativamente bajo.
  • Eliminación del desgaste excesivo: Un sello mecánico correctamente instalado puede ayudar a proteger su equipo. Existen directrices claras para la alineación, el posicionamiento del impulsor y similares, que aportan estabilidad y prolongan la vida útil de los equipos.
  • Disminución total de fugas: Los sellos mecánicos ofrecen un sellado completo frente a fugas.

Esperamos que este blog os haya sido de utilidad. Para cualquier consulta relacionada, contactad con nuestro departamento de especialistas.

Contacta con nuestro equipo profesional para que puedan asesorarte

Contactar