Químico

En el sector químico, los procesos habituales requieren elementos de sellado en materiales químicamente muy resistentes. Para el trasiego de líquidos químicamente muy agresivos o corrosivos, con partículas o limpios, de alta viscosidad, en combinación con temperaturas y presiones elevadas, es necesario definir correctamente tanto los materiales del sello mecánico como el tipo de montaje: sencillo, doble, externo o según planes API.

Asimismo, las aplicaciones requieren sistemas de sellado que garanticen la seguridad, evitando la fuga de productos corrosivos o inflamables que puedan acceder a la atmosfera.

Todo esto plantea requisitos muy exigentes tanto para los sellos mecánicos como para los elementos auxiliares que lo acompañan: depósitos LTS o LQT o elementos como el Ciclón.

No solo hay que prestar atención al diseño del sello mecánico, sino también tener en cuenta los materiales de sus componentes: caras de roce en Carburo de silicio sinterizado (Q1), juntas en elastómeros fluorados (FFKM) o muelles en aleaciones de alta resistencia (Hastelloy® C) son un requisito indispensable.

industrial piping against blue sky