Alimentario y Farmacéutico

Los sectores alimentario y farmacéutico son muy exigentes respecto a la seguridad de sus procesos. Es muy importante, durante todo el flujo de trabajo, evitar la contaminación de los productos elaborados y la paralización de líneas de producción.

Por ello, es habitual la aplicación de procesos CIP (Limpieza in situ) o SIP (Esterilización in situ). Las complejas mezclas químicas (soluciones alcalinas) utilizadas en los procesos CIP pueden llegar a dañar las juntas del sello mecánico en muy poco tiempo, en los SIP, las altas temperaturas, con valores de hasta 150ºC destruyen los materiales elastoméricos convencionales.

Debido a estas condiciones tan extremas, es imprescindible el uso de elastómeros en materiales resistentes como EPDM Peróxido, FFKM y Aflas®, y al mismo tiempo que cumplan con las estrictas normativas de obligado cumplimiento y exigidas por estos sectores: FDA, CE 1935, KTW, WRAS, 3-A, etc.

La maquinaria para el trasiego de productos sensibles a la temperatura, sustancias viscosas, líquidos con partículas o en suspensión es muy diversa: bombas de tornillos, agitadores, molinos, homogeneizadores, reactores, mezcladores. El diseño de sello mecánico más adecuado es el higiénico que reduce la posibilidad de que se depositen restos de producto, no eliminados durante los procesos CIP/SIP susceptibles de ocasionar focos contaminantes.

Sector Farmaceutico